OJOS DE TIGRE

 NOTA Leo Canaparo. Director TENNIS7.NET-
Todos conocemos la historia de sufrimiento y lucha del tenista argentino Juan Martín Del Potro desde hace tres años al día de hoy. Sus lesiones, sus regresos, sus operaciones, sus entrenamientos en la mayor soledad. Una historia que talvez a otros les hubiera hecho pensar en colgar la raqueta y a otra cosas. Pero no a Delpo.

Su retorno épico en los JJOO de Rio  2016 y su explosión en partidos claves del Copa Davis, que posibilitó que su país levantara la ensaladera de plata por primera vez en la historia rompiendo un maleficio que parecía sería eterno, marcaron un momento en la historia del tenis sudamericano.

Un comienzo dubitativo del 2017, sin jugar Australia, primer Grand Slam del año y algunos resultados y derrotas,  hacían dudar de su futuro inmediato. No por el resultado en si mismo, sino por la forma en el que se resolvieron algunas contiendas, Con Del Potro mostrándose cansado, sin capacidad de reacción, parecía sin motivación. Muchos pensamos, y él mismo lo dijo antes del Abierto de los Estados unidos,  no encontrarle una explicación clara a estos sucesos. ¿ Se abra apagado el fuego interno? , reflexionamos, eso que necesita no solo un tenista, sino cualquier deportista antes de salir a una cancha. Por suert,e no ocurrió.

Este Del Potro, que es la atracción en Flushing Meadows no solo por su juego, o por su carisma que lo acompaña desde que alzara el trofeo en 2009, sino también porque recuperó esa mirada desafiante ante el otro, esa mirada que le marca al rival que a pesar de que el tablero marque que esta abajo en el marcador,  su rival set presente, esta luchando. Es una fiera que no esta dispuesta a desprenderse de su presa, como lo hizo con Dominic Thiem o Roger Federer en momentos complicados de sus partidos.

Para los que nos gusta el tenis y apoyamos siempre la carrera de Juan Martín, podemos decir que ese luchador esta en la arena. Está listo para dejarlo todo en cada bola, en cada corrida, con cada gota de sudor. No sabremos si lo llevará a un nuevo título, pero el tenis recuperó a un “animal” de este deporte, un diferente, un grande.
Algunos me preguntan si podrá llegar a la cima del tenis mundial, yo creo que si se lo propone y el cuerpo lo acompaña puede hacerlo. me lo dice su mirada, sus ojos de tigre.

Share the Story

Back to Top